3 ARCHIVOS

blog del Taller de Empleo Conservación y Archivo del Patrimonio Fotográfico

Nuestros objetivos

 

taller

Desde su nacimiento en 1839, la fotografía ha sido concebida como un depóstito de memoria visual. Hasta ese momento, lo acaecido se podía conservar en forma escrita, en dibujo o pintura, pero, por primera vez, las imágenes de la realidad podían ser captadas y almacenadas con toda fidelidad y sin que esos registros sufrieran variaciones sustamciales a lo largo de los año. La propia característica de ser un depósito de memoria visual, y de haberse convertido en rutina social, ha propiciado que a las imágenes fotográficas -transformadas en objetos comunes y al alcamce de todos-, se les haya considerado durante tiempo como un material sin importancia.

Afortumadamente, junto a esta tendencia se ha ido fraguando una nueva sensibilidad social que entiende que estos objetos son algo más que memoria privada limitada al uso familiar. Desde hace unos años se viene concediendo a la fotografía su verdadero carácter documental y como tal, forma parte del patrimonio español, competiendo su custodia a los archivos, centros de documentación, museos, bibliotecas y otras instituciones de carácter cultural.

La fotografía se conserva en los archivos, en términos generales en su calidad de documento archivístico, sin olvidar otras peculiaridades, como su dimensión técnica y fotográfica o de obra artística. En el artículo 49 de la Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico Español se define documento como toda expresión gráfica, sonora o en imagen recogidas en cualquier tipo de soporte material, incluso los soportes informáticos. La fotografía, por tanto, quedaría dentro de esta definición.

Una gran parte de las imágenes conservadas en los archivos y centros de documentación -sean públicos o privados -, se producen o conservan para favorecer la consecución de funciones o actividades encomendadas a un organismo. La utilización de la fotografía en los trámites administrativos con fines oficiales se produce casi de manera inmediata a la presentación de la misma en París en el año 1893. La Administración y muchas empresas privadas comprueban que la fotografía es un nuevo instrumento, fuente de información hasta entonces desconocida, y comienza a incluirla en sus expedientes. La introducción de la fotografía en el procedimiento acentúa en muchos casos el valor de la misma.

La realidad impuesta por el uso de las fotografías llega a ser con el tiempo tan importante, que en la propia Administración y en el sector privado comienzan a crearse unidades (archivos, centros de documentación), cuyo objetivo es desde un principio la difusión y conservación de fotografías.

Nos encontramos en la actualidad con ciertas iniciativas a lo largo del territorio español encaminadas al conocimiento, conservación y difuasión de este patrimonio fotográfico. Sin embargo, aún faltan muchas que formen a personal especializado, creen edificios apropiados y doten de presupuestos para la tarea de catalogar, preservar y difundir dicho patrimonio.

No se puede olvidar que las imágenes (fotografías, grabados, planos, etc., tanto los de carácter administrativo como los de origen privado, nos permiten conocer la historia del lugar donde vivimos: desde el desarrollo urbanístico (con imágenes que nos descubren las diferentes fases por las que ha atravesado la ciudad, las reformas habidas en edificios señeros, las posibles intervenciones en edificios actuales…) hasta aspectos etnográficos, económicos, políticos, iconográficos, y un largo etcétera.

Por todo ello, proponemos la realización de este taller de empleo plurirregional, que incide en una especialidad novedosa y vinculada con los nuevos yacimientos de empleo. Este taller de empleo supondría la integración en una misma actividad la formación adecuada y dirigida a la identificación, catalogación, preservación, difusión y aplicación de nuevas tecnologías a la imagen que entendemos novedosa en el ámbito de los archivos y que conlleva además grandes posibilidades de empleo dirigidas a los propios archivos, museos, bibliotecas y a otros sectores económicos cono son imprentas, editoriales, grandes rotativos, industrias, e incluso para proyectos de investigación dirigidos desde las Universidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: